Qué es el fraude de IVA y herramientas para evitarlo

Feb 24, 2022 | Suministro Inmediato de Información (SII)

Esencial, vital, fundamental… Son tres adjetivos con los que bien podríamos catalogar lo que es la tributación en el mundo de empresa. La fiscalidad es una de las patas principales de cualquier negocio. Ya seas directivo de una gran empresa o de una PYME, seguro que estás de acuerdo con esta afirmación que hacemos. Si formas parte del departamento financiero de cualquier compañía sabrás de lo que hablamos, de lo complicado que resulta muchas veces cuadrar todas las cuentas y ser escrupuloso en el cumplimiento de tus impuestos. Por eso, el concepto de fraude de IVA quizás te resulte muy familiar. 

Sin embargo, este término que suena a delito o falta administrativa (y lo es) no siempre es algo que tú cometas voluntariamente. Como sucede con muchos aspectos fiscales, es posible que hayas cometido un fraude de IVA en alguna ocasión y que lo hayas hecho sin voluntariedad. Por eso, desde easyap, donde contamos con especialistas en finanzas, queremos hablarte de qué es exactamente el fraude de este tributo y, además, ofrecerte la herramienta con la que evitar sus temidas consecuencias.

¿En qué consiste el fraude de IVA?

A pesar de que el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un impuesto que repercute tanto en personas físicas como en personas jurídicas, en este artículo y en relación al concepto de fraude de IVA, hace referencia a las empresas. A su vez, es un término muy ligado al derecho internacional, más en concreto al que atañe a las compañías de países pertenecientes a la Unión Europea.

Una vez definido el marco en el que vamos a tratar el fraude de IVA, definámoslo. Como su propio nombre indica, el fraude de IVA es un tipo de fraude en el que una empresa, a la que se denomina trucha, adquiere un producto intracomunitario sin declararlo. Posteriormente tampoco declara ni ingresa el IVA de las operaciones que haga con ese bien en su país, pero sí carga dicho IVA oficialmente al distribuidor final del bien. Así ambas partes cargan con el IVA defraudado. 

De esta forma, se comete el fraude con el que el distribuidor final evita el pago del IVA y, al mismo tiempo obtiene una ventaja competitiva con respecto a sus competidores. Éstos, al haber abonado el tributo correctamente, han pagado más y no pueden poner un precio tan bajo, por lo que están en desventaja. 

Los tipos de fraude de IVA que existen

No obstante, este que acabamos de explicar sería tan solo una de las distintas modalidades de fraude de IVA. Como se suele decir, hecha la ley, hecha la trampa. Por eso, podemos encontrar que hay diversas formas de cometer este fraude. De hecho, popularmente se suelen categorizar en: 

  1. Fraude en las adquisiciones, que es el que hemos explicado al inicio de este artículo y que es el más extendido y habitual. 
  2. Fraude en las entregas, que suele consistir en simular una operación con alguna empresa perteneciente a otro país miembro de la UE, mientras realmente la operación es interior. Así se elimina el IVA que, en verdad, debería llevar el bien que se está comercializando de forma interna. 
  3. El fraude carrusel, que es una evasión fiscal que se realiza mediante la creación de una estructura empresarial en la que las compañías se benefician de que las entregas intracomunitarias están exentas de IVA. Así, el producto va rotando entre las empresas creadas sin llegar nunca al consumidor final.

En referencia al fraude carrusel del IVA, el cual es uno de los más mediáticos, cabe destacar que el término carrusel hace referencia precisamente a ese hecho de que el producto o mercancía va pasando y girando entre las empresas sin que nunca llegue a un cliente final. 

Ejemplo de un fraude de IVA

Si no eres un experto en fiscalidad, quizás no estés habituado a cuestiones tributarias. Por eso quizás, lo mejor sea ilustrarlo todo de forma más práctica. Veamos un ejemplo de fraude de IVA en España

  • PASO 1: Para empezar, una sociedad llamada AZUL y registrada en España compra vinos a una empresa llamada ROJO y que está establecida en otro país miembro de la Unión Europea como es Italia. Hablamos de una compra intracomunitaria, en la que los vinos son transportados desde Italia hasta España, por lo que la operación legalmente está exenta de IVA. La compra realizada por AZUL sí se encuentra sujeta a IVA, por lo que AZUL se auto-repercute el IVA y simultáneamente se lo deduce. O sea, esta operación del IVA tiene un efecto neutro en la declaración.
  • PASO 2: AZUL vende esos vinos que ha importado en el mercado interior español a una tercera empresa a la que llamaremos VERDE. Ésta sí soporta el IVA repercutido y dispondrá del derecho de deducírselo en la operación. O sea, que puede pedir a la Agencia Tributaria que le devuelvan este impuesto. Sin embargo, tras realizar la venta del vino, AZUL desaparece sin haber ingresado el IVA repercutido y genera un doble perjuicio económico a la Hacienda Pública: 
    • No cobra el IVA de los vinos comercializados.
    • Tendrá que pagar la devolución de este mismo impuesto a VERDE.

El papel que juega AZUL en esta operación, al desaparecer, es el que comúnmente se denomina como trucha o missing trader y es sobre quien recae la responsabilidad de este fraude tributario. 

Las empresas trucha tienen ciertos rasgos comunes como el hecho de ser sociedades recién constituidas que, habitualmente, apenas cuentan con capital o con personal en plantilla y que no tienen una estructura empresarial real. Estas sociedades siempre suelen estar gestionadas por testaferros o por personas insolventes, lo cual dificulta mucho las labores de investigación tributaria. 

  • PASO 3: VERDE, que ha adquirido los vinos a la empresa trucha, va a venderlos con un margen mínimo de beneficio a una cuarta sociedad llamada AMARILLO. Esta cuarta empresa será el destinatario final y cumplirá con sus obligaciones fiscales. Son las llamadas pantalla o conduit companies, y tienen como objetivo ocultar el vínculo existente entre las diversas sociedades que participan en la operación. 

Una empresa pantalla es de gran utilidad para quienes desean cometer un fraude de IVA, puesto que solo opera en el mercado interior. Normalmente, suelen ser sociedades insolventes, ya que así evitan derivaciones de responsabilidad posterior. De hecho, es habitual encontrar que en muchos fraudes de este tipo aparecen numerosas empresas pantalla para dificultar más cualquier investigación tributaria. 

¿Cómo evitar el fraude de IVA en tu compañía?

El fraude fiscal del Impuesto sobre el Valor Añadido daña de forma significativa los ingresos tributarios de los Estados miembros de la UE. Al diseñar flujos no justificados introduce en mercados nacionales bienes con precios poco competitivos y muy reducidos. El problema es que tu compañía, sin saberlo, puede acabar participando en uno de estos flujos en el papel de sociedad intermediaria. 

Como cualquier otro fraude, éste también es delito y está recogido como tal. Por lo tanto, verte inmerso en él puede acarrearte consecuencias penales y/o administrativas. Pero tranquilo, que en easyap tenemos la herramienta para evitarlo y protegerte legalmente. 

¿Cómo mejorar el proceso de autoliquidación del IVA con easyap?

La regulación vigente que existe a nivel europeo actualmente es el Acta Única Europea. Sin embargo, esta normativa data del año 1993 y el mundo empresarial y la sociedad en general han cambiado demasiado. Precisamente en ese cambio ha jugado un papel fundamental un factor clave: la digitalización

Los gobiernos, a todos los niveles, están persiguiendo los delitos fiscales apoyándose en políticas que fomenten el uso de sistemas tecnológicos. Trazabilidad y mayor sobre control sobre la tributación de las empresas es lo que busca la Administración con medidas en favor de la transformación digital. 

En easyap llevamos muchos años ofreciendo una solución digital que cumple con todas las obligaciones fiscales que cualquier compañía deba asumir. Llevamos años implementando nuestro sistema de facturación en diferentes países, adaptándolo a las exigencias tributarias de cada lugar. Así, implementando nuestra solución disfrutarás de los siguientes beneficios: 

  • Estarás adaptado al SII (Suministro Inmediato de Información) para la presentación de declaraciones de IVA a través de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria.
  • También estarás adaptado a SILICIE (Suministro Inmediato de Libros Contables de Impuestos Especiales) y a TicketBai, en el caso de que hagas tu facturación en el País Vasco y te tengas que regular por el régimen fiscal foral de dicha comunidad. 
  • Incluso, adaptamos la solución a las normativas de otros países, como por ejemplo el SAPF-PT de Portugal.
  • Externalizarás la tarea de comunicar el cumplimiento de tus obligaciones fiscales, por lo que estarás optimizando recursos internos. 
  • Nos amoldamos a tu nivel de negocio, ya que el coste de nuestra solución es variable al depender del número de operaciones que realices. 
  • No tendrás que depender de los sistemas de contables de tus clientes ni de los cambios normativos que se produzcan, ya que en nuestro sistema se recoge toda la información. 

Todo esto y mucho más es lo que te ofrecemos con easyei, sistema que se ajusta a la Agencia Tributaria, así como al resto de organismos tributarios forales y autonómicos. Si quieres conocer más, solo tienes que descubrir cómo funciona todo el proceso y, a continuación, contactarnos. En un plazo de una semana implantaremos la solución para evitar cualquier fraude de IVA u otros impuestos y tu sentirás la tranquilidad de cumplir con tus obligaciones tributarias desde ahora en adelante. 

Aumente la productividad de su empresa y optimice los procesos de facturación

Aún sigues con dudas? Contactanos

2 + 13 =